Copa Menstrual para Vírgenes, Tips y Respuestas

Muchas jóvenes no se atreven a utilizar la copa menstrual o los tampones por miedo a romper el himen. Sin embargo… ¿qué sabemos sobre el himen?

¿Qué es el himen?

El himen es un tejido fino y carnoso que se encuentra en la abertura de la vagina.

Hay mucha confusión sobre el himen. Mucha gente cree que el himen cubre totalmente la abertura de la vagina hasta que se estira, pero no suele ser así. La mayoría de las veces, el himen tiene de forma natural un orificio lo suficientemente grande como para que salga la sangre del periodo y para que puedas usar tampones cómodamente. 

Algunas personas nacen con tan poco tejido himeneal que parece que no tienen himen. En raras ocasiones, las personas tienen himen que cubre toda la abertura vaginal, o el orificio de su himen es muy pequeño; es posible que necesiten acudir a un médico para que les realice una pequeña intervención para eliminar el tejido sobrante. Al igual que otras partes de nuestro cuerpo, los himen son un poco diferentes para cada persona.

El himen puede abrirse la primera vez que tienes relaciones sexuales vaginales, lo que puede causar algo de dolor o sangrado. Pero esto no le ocurre a todo el mundo. Además, hay otras formas en las que el himen puede abrirse: montando en bicicleta, haciendo deporte o introduciendo algo en la vagina (como un tampón, un dedo o un juguete sexual). Una vez que el himen se abre, no puede volver a crecer.

¿Qué es la virginidad?

Una persona virgen es alguien que nunca ha tenido relaciones sexuales, pero no es tan sencillo como parece. Esto se debe a que el sexo significa cosas diferentes para cada persona, por lo que la virginidad también puede significar cosas diferentes.

Mucha gente cree que la primera vez que se tiene sexo con el pene en la vagina es cuando se pierde la virginidad. Pero esto deja fuera a mucha gente y a otros tipos de sexo.

Algunas personas no han tenido sexo con pene en la vagina, pero han tenido otros tipos de sexo (como el sexo oral o el sexo anal), y pueden considerarse vírgenes o no. Y hay personas lesbianas, gays, bisexuales o pansexuales que quizá nunca hayan tenido sexo con pene en la vagina. Pero probablemente no se consideren vírgenes de por vida sólo porque no hayan tenido relaciones sexuales con pene en la vagina.

Mucha gente cree que la violación y la agresión sexual no son sexo: sólo es sexo si ambos miembros de la pareja dan su consentimiento. Así que si alguien fue forzado o presionado la primera vez que tuvo sexo vaginal, sexo oral o sexo anal, puede que no vea eso como «perder la virginidad».

En resumen: la definición de virginidad es complicada, y realmente depende de ti decidir lo que crees. A algunas personas ni siquiera les importa lo que significa «virginidad» o por el contrario lo ven como muy importante. Preocuparse por si eres virgen es mucho menos importante que cómo te sientes con tus experiencias sexuales. Pregúntate: ¿eres feliz con las experiencias sexuales que has tenido o que has decidido no tener?

Es compatible el uso de la copa menstrual y la virginidad 

Sí, si eres virgen, puedes utilizar la copa menstrual.

De hecho, puedes empezar a usar la copa menstrual en cuanto te venga la menstruación.

Aunque no hay límite de edad, sí que es necesario que te sientas cómoda con tu cuerpo y tu periodo.

Los músculos vaginales de las vírgenes y las jóvenes tienden a estar más tensos, lo que puede dificultar un poco la inserción del producto.

Por lo tanto, es posible que quieras practicar al principio. Si te resulta incómodo, no lo fuerces, tómate un descanso, relájate y vuelve a intentarlo más tarde.

La entrada de la vagina es más pequeña en anchura que el resto de la vagina, por lo que adaptarse gradualmente a la copa facilitará la inserción.

No debería doler y, si la tienes colocada, no deberías sentirla.

El uso de la copa menstrual es un proceso de aprendizaje continuo, ¡nadie nace sabiendo! La primera vez suele ser un espectáculo, pero después de un tiempo, te resultará muy fácil. Date al menos 3 ciclos completos para sentirte totalmente segura con su uso. 

Si no te sientes cómoda aún con la idea de introducir algo dentro de la vagina, no te preocupes, ya que puedes tomarte todo el tiempo que sea necesario para tomar esa decisión.

Recuerda eres tu la que tiene que sentirse con todo lo que hagas. 😘   

More Articles

Menú